Entrevista a José Luis Aranguren

antox-jardin

30 oct Entrevista a José Luis Aranguren

José Luis Aranguren, cofundador de ANTOX

José Luis Aranguren, junto a su mujer, ha dedicado parte de su tiempo a desarrollar acciones solidarias a lo largo de su vida para ayudar a personas con drogodependencia.

¿Cómo nació la idea de crear ANTOX?

Yo tengo 5 hijos y uno de ellos era drogodependiente. Murió cuando era joven a causa de la droga. En aquel entonces no había ayuda en Pamplona. Nos reunimos seis matrimonios que, todos nosotros teníamos hijos con este tipo de problema, para darle solución a la situación que estábamos viviendo.  Al principio nos juntábamos en “La Casita”. Un antiguo asilo que se utilizaba para la enseñanza que nos cedió la Iglesia junto a la Catedral de Pamplona.  Ahí se realizaron las primeras reuniones.  Lo primero que hicimos fue pedir al Gobierno que nos cediera un sitio para llevar a cabo las labores de ayuda. De esta forma, nos dieron la casa de Larraingoa. Tuvimos muchas dificultades para comenzar porque no teníamos dinero pero teníamos la ayuda de personas conocidas. Además, nos enteramos de que el ayuntamiento de Pamplona, estaba sorteando pisos y así conseguimos el piso en el que atendíamos a los familiares  en el centro de la ciudad y, que todavía hoy, continúa siendo la sede soacial de ANTOX. Luego, creamos un equipo de profesionales entre ellos psicólogos, un médico, etc. Nosotros mientras tanto nos dedicábamos a la gestión y la financiación de la Asociación.

¿Cómo ha evolucionado la asociación a lo largo del tiempo?

Al principio sólo se atendía a aquellas personas con problema con  drogas como la heroína o la cocaína. Pero luego, el alcohol comenzó a considerarse una droga.  Las instalaciones también han ido mejorando gracias a las ayudas financieras.  Además,  el grupo de padres, nos dedicábamos a dar a conocer la asociación informando, a personas que padecían estos problemas o a sus familiares, e  impartíamos charlas sobre la labor de la Asociación.

¿Qué significa ANTOX para ti?

Es el resultado de una misión fundamental que tenía en mi vida ya que pensaba que sino lo hacía yo nadie más lo iba hacer. Por eso me moví tanto, para ayudar a mi hijo y al resto de personas con estos problemas.

No Comments

Post A Comment